Search
  • Instituto de Formación Para la Felicidad

¿Cómo detectar a los pequeños líderes?


Actualmente vivimos en un mundo globalizado donde la competitividad ha adoptado un rol protagónico en el ámbito del proceso educativo y la práctica profesional. Por lo tanto, así como los médicos y psicólogos coinciden en que miestrás más rápido se detecte un mal, ya sea físico o mental, en nuestro organismo más rápida sera su intervencion y por ende su cura o tratamiento. Es lo mismo que pasa con el liderazgo, mientras más rápido se detecten los rasgos de líderes en las personas más eficaces serán los apoyos orientados ha desarrollar sus capacidades y potencialidades.

Entonces ustedes se preguntaran ¿Todo niño puede llegar a ser un gran líder de grande? Lo cierto es que todos tenemos la capacidad de ser líderes, sin embargo, hay unos que la tienen más desarrollada y practicada que otros. Partiendo de esa premisa podemos afirmar que todos los niños pueden ser líderes de grandes, pero va a haber siempre algunos "líderes naturales" que van a hacer evidentes sus habilidades sin necesidad de apoyos o enseñanzas. Digamos que estos líderes naturales están un paso más adelante que los demás, pero no quiere decir que los "lideres potenciales" no lo puedan lograr, si no que va a ser necesaria una intervención y apoyo constante de especialistas en el tema.

Por lo tanto tenemos, por un lado, los líderes potenciales que son aquellos que no muestran rasgos de liderazgo pero que pueden adquirir las capacidades con entrenamiento. Y, por otro lado, tenemos a los líderes naturales quienes muestran rasgos de liderazgo pero que también necesitan de apoyo en lo que respecta a herramientas, técnicas y estrategias que pulan su don natural.

¿Cómo reconocer a un niño que es líder natural de los demás líderes potenciales? Antes de responder a esta pregunta es necesario aclarar que la mejor etapa para detectar a los líderes naturales es cuando comienza su proceso de socialización y educación, es decir, en los jardines o los nidos hasta la etapa primaria. También es importante reconocer a los líderes en la etapa secundaria y superior pero lo ideal es detectarlos lo antes posible. Los pequeños líderes naturales muestran algunas de las siguientes características:

  • Tienen una inteligencia promedio a superior.

  • Poseen una madurez por encima de lo esperado para su edad.

  • Es dueño de un vocabulario abundante y coherente.

  • Utiliza sus acciones y palabras para influir de manera positiva en los demás.

  • Sabe trabajar en grupo.

  • Escucha las opiniones de sus demás compañeros.

  • Se queja de manera educada y asertiva cuando siente que sus derechos no han sido respetados.

  • Resuelve problemas de manera creativa.

  • Busca distintas soluciones a un mismo problema.

  • No tiene dificultad en dirigirse a distintos grupos y hablar con ellos.

  • Ayuda y guia a sus semejantes en tareas u otros problemas.

  • Tiene la aprobación y la confianza de sus mayores y de sus compañeros.

  • Sabe cuando es hora de bromear y cuando es hora de estar serio.

  • Es sociable con los nuevos compañeros o amigos.

  • Se esmera en hacer las cosas bien.

  • Enseña a sus demás compañeros sin pedir nada a cambio.

  • Colabora con sus padres en la medida de sus posibilidades.

  • Colabora con el profesor en el orden de la clase (Suelen ser delegados, brigadieres, capitanes, etc.).

  • Es uno de los primeros en ofrecerse como voluntario cuando lo solicitan.

  • Tiene la capacidad de organizar y dirigir eventos que se le encarguen.

  • Convoca a sus demás compañeros para juntos desarrollar actividades o tareas productivas.

  • Es capaz de movilizar a otros y hacer que sigan sus ideas; desde pequeños juegos, inocentes travesuras hasta grandes propuestas de cambio en su comunidad o centro educativo.

  • Nunca le dice "no" a los cambios positivos y se muestra entusiasta frente a ellos.

  • Se adapta rápido a nuevas situaciones (Cambio de domicilio, barrio, colegio, universidad, etc).

  • Lucha por ser independiente y pide por favor a sus padres, maestros u otros modelos que lo dejen decidir solo. (Hacer tareas, vestirse, ir a fiestas, escoger sus útiles preferidos, decidir una carrera o profesión, etc).

  • Imita lo positivo de sus pares y sus mayores.

  • Es consciente y se hace responsable de las consecuencias de sus actos.

  • Es carismatico, humilde y muy empeñoso en todo lo que hace.

  • Tiene un plan de vida desde pequeño ("Quiero ser el mejor ....","de grande seré un excelente ... ").

  • Comparte sus pertenencias con quienes relamente lo necesitan.

  • Si no entiende algo pide a su profesor u otra persona que se lo explique.

  • No suele ser agresivo ni impulsivo.

En sí, hay una lista interminable de capacidades congnitivas (pensamiento e inteligencia), afectivas (sentimentos y emociones) y conductuales (conductas y comportamientos) que nos permiten reconocer a un líder natural desde muy pequeño. Lo importante está en el siguiente paso, saber orientarlo con la ayuda activa de los padres, maestros, psicólogos y demás especialistas en el tema de liderazgo.

El hecho de reconocer a un minilider no es tan comlejo como parece. Lo que hace simple esta tarea es que una de las caracterísitcas de la niñez es el egocentrismo y el egoismo. Es decir, los níños quieren ser el centro de atención, no comparten sus cosas con los demás, son celosos, algunas veces agresivos, no quieren ver a otro niño llamar la atención más que ellos, etc. Obviamente los líderes naturales no son tan extremistas como los potenciales. Aquellos que vayan en contra de la característica común en esta etapa son los que están un escalón más arriba que los demás. Por lo tanto, los niños que luchen por no caer en el egocentrismo y el egoismo serán los considerados "fuera de lo común", característica escencial del liderazgo.

Lo recomendable es que una vez que sea reconocido un niño líder, se trabaje en el desarrollo de esas habilidades y se le faciliten estrategias que le permitan mejorar su aún moldeable personalidad. Si ahora que ha leido este artículo usted recuerda a algún niño y lo considera un líder natural, sería bueno que se le apoye matriculándolo en cursos de estimulación temprana, liderazgo, oratoria, computación, inglés, inteligencia emocional, desarrollo de la personalidad, creatividad y otras opciones que se ofrecen en el mercado y que ayudarán a que ese niño sea un"gran pequeño".

"Un verdadero líder no busca crear nuevos seguidores, busca crear nuevos líderes. Apoyame en esa misión"


3 views