Search
  • Instituto de Formación Para la Felicidad

Los abrazos son sanos


“Todo mundo necesita un abrazo. Cambia tu metabolismo”

Leo Buscaglia

Según los autores (que iniciaron el movimiento de regalar abrazos) dar y recibir abrazos ayuda a aliviar desde el estrés hasta la presión sanguínea y mejora la respuesta inmunológica en general.

Dos investigadores del departamento de psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte demostraron que abrazar a la gente disminuye la presión arterial y ayuda a alivianar la avalancha de retos que nuestro cuerpo tiene que enfrentar diariamente.

Beneficios para las mujeres

Otro estudio se enfocó en medir la variación de los niveles de oxitocina en la sangre (la hormona de la felicidad).

Para hacerlo, se pidió a 76 parejas casadas que conversaran en privado durante 5 minutos acerca de las cosas que los acercaban emocionalmente, después veían un video romántico y terminaban la actividad con un fuerte abrazo.

Al medir la oxitocina, las mujeres experimentaban niveles significativamente más altos y presión sanguínea más baja que los hombres.

Los investigadores concluyeron que la oxitocina dispara cambios fisiológicos que ayudan a proteger nuestra estabilidad emocional y que nuestra tendencia a “anidar” nos beneficia directamente a nosotras pero también a nuestra pareja y a nuestros hijos.

Beneficios para nuestro corazón

La presión sanguínea, el ritmo cardiaco y los niveles de oxitocina están relacionados con el estrés. La meditación y el ejercicio funcionan, pero ¿qué pasa con los abrazos?

Muchos científicos han encontrado evidencia de que este simple gesto nos da un sentimiento cálido o un sentido de felicidad que opera un verdadero cambio en nuestro cuerpo. Al poder medir nos niveles de oxitocina y darse cuenta de que disminuye la presión sanguínea, podemos concluir que un abrazo funciona para proteger nuestro corazón.


0 views